sábado, 13 de abril de 2024

Croquetas de queso azul y jamón.



Holaaa, una pregunta: ¿a quién de vosotros no le gustan las croquetas?, seguro que a muy pocos porque si os digo la verdad, yo no conozco a nadie que no le gusten, será porque se pueden hacer de cualquier cosa, carne, pescado, verduras y así cada uno le da su toque o sabor personalizado. En esta ocasión os voy a poner mi receta de croquetas de queso azul y jamón que estaban para chuparse los dedos, sobre todo porque saben mejor si se comen cogiéndolas con la mano directamente 😅 
Si os gustan los quesos fuertes, no dudéis en hacer estas croquetas, os van a enamorar 😍

Ingredientes:

-2 lonchas gorditas de jamón serrano
-150 gr de queso azul (+/-)
-1 cebolla pequeña
-1 l. de leche (o un poco más si hace falta)
-6 o 7 cucharadas de harina (+/-)
-1 cucharadita de nuez moscada
-sal
-aceite de oliva
-pan rallado y huevo para rebozarlas

Elaboración:
Antes de ponernos a hacer la masa de las croquetas picamos el jamón serrano para tenerlo listo. Yo le suelo quitar la mayor parte de la grasa al jamón.

También picamos el queso azul.

En una tartera o sartén grande cubrimos con un poco de aceite el fondo y doramos la cebolla picada muy pequeñita con una pizca de sal.

Cuando la cebolla esté un poco pochada añadimos la harina tamizada y la doramos también removiendo hasta que la harina absorba el aceite.

Vamos añadiendo la leche poco a poco sin parar de remover. cuando la harina vaya absorbiendo la leche, vamos añadiendo más, eso sí, poco a poco.

Añadimos también la nuez moscada y mezclamos bien.

Seguimos removiendo y añadiendo más leche si hace falta.

Añadimos el jamón cuando la bechamel esté casi lista y mezclamos bien.

Ahora le toca el turno al queso azul, lo añadimos y volvemos a mezclar.

Seguimos removiendo bien hasta que tengamos lista la masa, lo mejor es que quede cremosita porque luego al enfriar endurece un poco.

Echamos la masa en una fuente y la dejamos enfriar varias horas.

Cuando la masa esté fría vamos formando las croquetas. Yo las hago en una máquina que me dejó mi hermana Cris, pero con dos cucharas las podéis hacer perfectamente.

Vamos rebozando las croquetas en pan rallado.

Y después las vamos rebozando en huevo. Si os gustan con rebozado crujiente, después del huevo las volvéis a rebozar en pan rallado, pero a mí me gustan así porque es como las hacía mi madre cuando éramos pequeños.

En una sartén con abundante aceite de oliva las vamos friendo.

Cuando estén por un lado les damos vuelta por el otro.

Y las vamos poniendo en un plato con papel absorbente o en mi caso en un cacharro que tiene orificios para que se vaya decantando el aceite.

Y así quedaron por dentro estas riquísimas croquetas de queso azul y jamón, como os decía antes, si os gustan los quesos fuertes, no dudéis en hacerlas, estaban super ricas.


Para acompañar hice una ensalada de espárragos, tomates cherry y máiz aliñada con albahaca, sal y aceite de oliva virgen extra.
Un saludo,
Sé.
#loquesecocinaencasa.blogspot.com
#croquetasdequesoazulyjamón








viernes, 5 de abril de 2024

Rollos de canela en hojaldre



El otro día me apetecían unos rollos de canela porque me encantan, la verdad, pero como no tenía ganas de ponerme a hacer la masa, se me ocurrió hacerlos con un par de hojaldres que tenía en casa, y el resultado es también espectacular de rico. No dudéis en hacerlos, estos rollos de canela en hojaldre son muy fáciles de hacer, eso si, si os gusta tanto como a mi la canela 😅


Ingredientes:

-2 masas de hojaldre rectangulares
-azúcar moreno (a ojo)
-canela en polvo (al gusto)
-1 trozo de mantequilla (a ojo también)

Elaboración:

Lo primero es derretir un poco la mantequilla en el microondas y untar los hojaldres. Mezclamos el azúcar con la canela y se lo vamos poniendo por encima. Si no tenéis azúcar moreno le ponéis blanco, da igual.

Vamos enrollando el primer hojaldre.

Pegamos los bordes de los dos hojaldres y volvemos a hacer lo mismo, untar de mantequilla y poner el azúcar y la canela dejando un poco del borde sin rellenar para que luego se pegue bien. Mojamos el borde con un poco de agua y seguimos enrollando hasta el final.

Cuando lo tengamos ya cerrado cortamos los bordes.

Medimos primero y hacemos unas marcas antes de cortar los rollos de la misma medida más o menos.

Cortamos con un cuchillo bien afilado y los ponemos en la placa del horno aprovechando el papel que trae ya el hojaldre para poner en la bandeja.

Horneamos a 190º unos 20/25 minutos, dependiendo de como nos gusten de dorados.

Y así salieron del horno.

Dejamos enfriar un poco antes de servirlos en un plato y ponernos a comer estos riquísimos rollos de canela en hojaldre que como ya os dije a mi me encantan, son un vicio, la verdad 😋

Un saludo,
Sé.
#loquesecocinaencasa.blogspot.com




miércoles, 27 de marzo de 2024

Sopa de puerro de Carmen.

 

Esta receta de sopa me la dio el otro día una amiga que se llama Carmen, igual que mi madre y  también cocina muy bien, el caso es que el otro día hablando sobre unas cosas y otras nos comentó que esta sopa le encanta a su hijo, así que me puse manos a la obra y la verdad es que en casa también les gustó. Es una sopa que lleva muy pocos ingredientes, es muy sencilla de hacer y la verdad es que para un primer plato o para una cena ligera está genial, sobre todo si hace frío como hoy que estuvo granizando y bajaron las temperaturas un montón; en fin, no me enrollo más, os pongo ya la receta de esta sopa de puerro de Carmen.

Ingredientes
-2 puerros (o más si sois muchos)
-1 o 2 patatas (calculad vosotros según el tamaño)
-1 o 2 puñados de arroz (o más si sois muchos)
-caldo (de verduras preferiblemente)
-aceite de oliva
-sal
-pimienta (opcional)

Elaboración:

Lo primero es lavar muy bien el puerro y picarlo bastante pequeñito. En una olla con un poco de aceite lo doramos un poco y le añadimos una pizca de sal para que sude y se poche mejor.

También pelamos y picamos las patatas en cuadraditos.

Añadimos las patatas a la olla.

Cuando las patatas estén un poco rehogadas añadimos el arroz y le damos unas vueltas.

El caldo de verduras lo calentamos en una olla aparte.

Vamos añadiendo el caldo.

Si vemos que hace falta más caldo vamos añadiendo a medida que la patata se va cocinando y va espesando el conjunto.

Cuando la sopa esté casi hecha añadimos la pimienta, si no nos gusta pues no se la echamos y listo. Podéis añadirle cualquier otra especia de vuestro gusto, o incluso un poco de perejil picado si es que os apetece.

Removemos la pimienta para que se mezcle y dejamos reposar unos minutos con la olla tapada antes de servir.

Y aquí está mi plato de esta sopa de puerro de Carmen que la verdad es que calienta el cuerpo de maravilla. Si os gusta podéis añadirle unos picatostes de pan frito o tostado, le darán un toque crujiente buenísimo.

Un saludo,
Sé.
#loquesecocinaencasa.blogspot.com


jueves, 21 de marzo de 2024

Tostas de ropa vieja gallega

 

Holaaaa, os tengo que decir que aunque la foto me salió desenfocada, la verdad es que estas tostas de ropa vieja gallega estaban riquísimas, me resolvieron super bien la cena de ese día. Además de ser muy fácil de hacer, ésta receta os servirá para aprovechar las sobras de cocido, que es lo que me pasa a mi, que siempre me sobra 😅 Lo único que debéis de tener en cuenta, es que el pan tiene que ser bueno para que la tosta quede espectacular. Yo le añadí también unos pimientos porque me encanta el sabor y el color que le dan, aunque esto es opcional, si no os gusta pues no se lo ponéis y listo.

Ingredientes:

-pan de peso (de hogaza)
-carnes sobrantes del cocido (pollo, lacón, ternera, chorizo, etc)
-garbanzos del cocido
-1 o 2  cebollas
-1/2 pimiento rojo
-1/2 pimiento verde
-aceite de oliva

Elaboración:

Lo primero es dorar la cebolla cortada en juliana en una sartén con un poco de aceite.

Cuando la cebolla esté bien pochada añadimos las carnes troceadas y las dejamos un rato moviendo de vez en cuando.

Cuando las carnes estén en el punto que nos guste, añadimos los garbanzos. Mezclamos todo bien y dejamos que se calienten con las carnes y la cebolla.

Aparte ponemos otra sartén con un poco de aceite y freímos los pimientos cortados en tiras.

Cuando los pimientos estén hechos los reservamos.

Cortamos unas buenas rebanadas de pan.

Las vamos tostando en un tostador o como yo en un asador. Ya veis que las rebanadas eran grandes, ocupaban toda la superficie de la sartén.

Vamos reservando mientras tostamos las otras rebanadas.

Ponemos por encima la #ropavieja y también colocamos unas cuantas tiras de pimientos. Y así quedaron las tostas de ropa vieja gallega que como ya os dije, son muy fáciles de hacer.

Para completar nuestra cena podemos acompañar con una ensalada, ésta era de lechuga, tomate, naranja, maíz y aceitunas.

Un saludo,
Sé.
#loquesecocinaencasa.blogspot.com