miércoles, 20 de enero de 2021

Tarta de fresas con nata

 

Hoy le hice ésta tarta de cumpleaños a una amiga, que como le gusta un montón la nata, le preparé ésta riquísima tarta de fresas con nata. El bizcocho es de vainilla, va relleno de fresas con nata y por fuera ya veis como la adorné, sencilla pero creo que quedó bastante bien teniendo en cuenta que adornar con manga pastelera no es lo mío 😅 Bueno, lo importante es que a ella y a su familia les gustó mucho y como después me trajo la prueba, porque además somos vecinas de escalera, nosotros también la probamos y en mi casa les encantó; incluso yo probé un trocito y me gustó, y eso que a mí la nata no me gusta...

Ingredientes;

-3 huevos
-1 vaso de azúcar (medida de yogur)
-una pizca de sal
-1 vaso de aceite de girasol (medida de yogur)
-1 vaso de buttermilk (leche cortada con zumo de limón) (medida de yogur)
-3 vasos de harina de repostería (medida de yogur)
-1 sobre de levadura
-margarina o mantequilla para untar el molde
-1 cucharadita de vainilla en polvo (o esencia de vainilla)
-300 ml (+/-) de nata para montar 35.1% m.g 
-fresas

Elaboración:

Lo primero es echar el zumo de medio limón en la leche y dejarla reposar para que se vaya cortando y a la vez espesando. Después batimos los huevos con el azúcar y la pizca de sal hasta que espumen un poco. Añadimos el aceite y el buttermilk y mezclamos bien.

En otro recipiente mezclamos la harina con la levadura.

Le añadimos la vainilla, yo utilicé la que veis en la foto, pero si tenéis otra también os vale.

Echamos la harina mezclada con la levadura pasándola por un colador.

Integramos bien la harina con las varillas hasta que no haya grumos.

Echamos la masa en el molde untado con margarina o mantequilla y lo metemos al horno precalentado a 180º durante 30 minutos.

Yo el bizcocho lo hice ayer por la tarde para que hoy estuviese frío para adornarlo. Lo dejé toda la noche en el horno y lo desmoldé ésta mañana cuando ya estaba completamente frío.

Antes de cortarlo le ponemos unos palillos para luego colocarlo de la misma manera.

Lo partimos por la mitad para rellenarlo.

Lavamos las fresas antes de utilizarlas, cogemos las más maduritas porque algunas como veis están bastante verdes.

Cortamos  unas cuantas fresas en trozos pequeños para el relleno.

Otras las cortamos en lonchas para luego adornar la tarta.

Sacamos de la nevera la nata y la montamos un poco, después le vamos añadiendo azúcar glass al gusto.

Cuando esté montada más o menos así, ya estará lista.

Ponemos una capa de nata en el bizcocho y encima las fresas picadas. Para no manchar la blonda le ponemos unos trozos de papel de cocina por debajo del bizcocho pero sin meterlos demasiado para que luego sean sencillos de sacar.

Tapamos con la otra mitad de la tarta, le echamos más nata por encima y la cubrimos por completo.

Con el resto de la nata adornamos al gusto y colocamos las fresas. Yo eché un poco de nata en una manga pastelera y la adorné como pude. En el centro como veis le puse una fresa entera.

Finalmente quitamos los trozos de papel de cocina, y así de  resultona quedó la tarta de fresas con nata que le hice a mi amiga Nati.
 
Aquí os pongo una foto del corte. A mi amiga le encantó y a mí la verdad es que también me gustó bastante y eso que la nata no me gusta, pero el bizcocho estaba súper rico, muy jugoso y con el toque de vainilla queda muy bien.

Un saludo,
Sé.
loquesecocinaencasa.blogspot.com

lunes, 18 de enero de 2021

Potaje de fabas y arroz con acelgas y remolacha

 

Con el frío que está haciendo la verdad es que apetecen platos de cuchara y contundentes como este potaje de fabas y arroz con acelgas y remolacha. Es una de esas recetas de toda la vida a la que le podemos añadir las cosas que nos apetezcan o tengamos por casa, en esta ocasión le añadí unas cuantas acelgas caseras que me quedaban y una remolacha que me trajo una amiga de su aldea, también le di salida a unos huesos de pollo que tenía de otro día. El resultado fue un potaje súper rico y que resulta muy fácil de hacer y muy económico. En los ingredientes os pongo lo que yo le eché porque lo tenía por casa, pero vosotros podéis añadir y quitar a vuestro gusto como siempre os digo.

Ingredientes:

-1 bote de fabas blancas
-2 o 3 dientes de ajo
-1 cebolla
-1/2 pimiento verde (o rojo)
-1 puerro
-1/2 calabacín
-1 remolacha (o 1/2 si es grande)
-unas cuantas hojas de acelga
-huesos de pollo (para hacer un caldo)
-2 chorizos
-1 o 2 puñados de arroz
-huevos cocidos (opcional)
-sal
-aceite de oliva

Elaboración:

Lo primero es hacer un caldo con los huesos de pollo, yo tenía unas cuantas carcasas de los zancos, lo que está al lado del  contramuslo. 

Los ponemos en un cazo con agua y una pizca de sal y dejamos cocer hasta que estén hechos. Reservamos los huesos y el caldo para más tarde.

Por otro lado vamos dorando en una olla con un poco de aceite los ajos, cuando estén un poco hechos añadimos la cebolla y el pimiento verde picados en brunoise, o sea en cuadraditos muy pequeñitos. Le añadimos una pizca de sal.

Cuando ya esté todo algo pochado añadimos el puerro también en brunoise.

Dejamos que se haga unos minutos y añadimos el calabacín.

Mientras se hace el calabacín vamos pelando y cortando la remolacha.

Cuando la tengamos lista la añadimos también.

Echamos también los chorizos para que se vayan haciendo. 

Mientras tanto lavamos las acelgas y las picamos.

Se las añadimos a la olla y mezclamos todo.

Echamos un poco del caldo que tenemos hecho.

Dejamos unos minutos con la olla tapada para que se vayan cociendo los chorizos. Si nos hace falta más caldo le vamos echando.

Al cabo de un rato añadimos el arroz y volvemos a mezclar bien. A medida de que el arroz vaya absorbiendo el caldo vamos añadiendo más. En este punto podemos probar de sal y ver si tenemos que añadir un poco más o no.

Cuando el arroz esté casi hecho añadimos las fabas escurridas del agua que traen en el bote. Yo suelo pasarlas por agua del grifo antes de añadirlas. Dejamos unos minutos para que las fabas se calienten bien.

También añadimos el pollo que queda en los huesos, aprovechamos todo, no tiramos nada 😀

Mezclamos todo bien y apagamos el fuego. Dejamos reposar tapado unos minutos antes de servir.

Y aquí está mi plato de potaje de fabas y arroz con acelgas y remolacha. Le añadí un poco de huevo cocido, pero eso es para gustos, hay gente a la que no le gusta, así que es totalmente opcional. Este tipo de platos hacen entrar en calor y la verdad es que como plato único es estupendo porque lleva de todo.

Un saludo,
Sé.
loquesecocinaencasa.blogspot.com

lunes, 11 de enero de 2021

Rape en salsa de langostinos

El día de Nochebuena hice esta receta de rape en salsa de langostinos que no os miento si os digo que estaba espectacular. Es una receta muy fácil de hacer y además no os llevará mucho tiempo, y con lo rico que queda así el rape, seguro que si la hacéis vais a repetir fijo 😉

Ingredientes:

-1 rape de buen tamaño (o más si sois muchos)
-langostinos (4 o 5 por persona)
-2 dientes de ajo
-1 cebolla
-1/2 pimiento verde
-1 cucharilla de pimentón dulce
-harina (para el rebozado)
-huevos (para el rebozado)
-aceite de oliva
-sal

Elaboración:

Lo primero que tenemos que hacer al llegar a casa es limpiar el rape y cortarlo en rodajas no demasiado gruesas porque luego lo vamos a rebozar. La cabeza la aprovecharemos para otra cosa, yo hice una sopa de pescado al día siguiente, le echamos un poco de sal y reservamos en la nevera.

Por otro lado cocemos los langostinos, para ello los metemos en agua hirviendo con una pizca de sal y cuando vuelva a hervir el agua ya estarán listos. Los sacamos con una espumadera de la olla y reservamos el agua para la salsa.

Cuando estén un poco fríos los pelamos y reservamos las cabezas. Dejamos los langostinos pelados para después añadir al rape.

Ponemos en en el vaso de la batidora las cabezas con un poco del agua de cocer los langostinos y trituramos con la batidora.

Colamos para un cazo y reservamos el líquido que nos queda.

Sacamos el rape de la nevera y lo enharinamos.

Lo pasamos por el huevo batido.

Freímos en una sartén con aceite de oliva que habremos calentado previamente., primero por un lado y luego por el otro pero no lo hacemos demasiado tiempo porque luego se acabará de cocinar en la salsa.

Vamos sacando el rape para un plato con papel absorbente.

Para hacer la salsa doramos un poco los ajos picados en una tartera con un poco de aceite, añadimos después la cebolla y el pimiento verde, todo bien picado. Echamos un poco de sal para que sude y se dore mejor.

Cuando esté todo pochado añadimos el pimentón dulce y le damos unas vueltas.

Rápidamente y antes de que se queme el pimentón echamos un poco del agua de cocer los langostinos. Lo dejamos unos minutos para que se cocinen un poco las verduras.

Añadimos el mejunje de las cabezas que teníamos reservado.

Mezclamos bien e incorporamos el rape rebozado. Tapamos la tartera y dejamos que se acabe de cocinar el rape unos 5 minutos. Si vemos que se queda un poco seco le podemos añadir un poco más del agua de cocer los langostinos. En este  momento podemos probar la salsa par ver si necesita un poco más de sal.

A los 5 minutos de añadir el rape echamos las colas de langostinos y dejamos otros 5 minutos más con la tartera tapada.

Y éste es el resultado de mi tartera de rape en salsa de langostinos, que pintaaaaaa, de buena gana me comería ahora una ración 😀

Nosotros ese día lo acompañamos de arroz basmati, pero vosotros lo podéis acompañar de lo que más os guste como unas patatas cocidas, fritas, una menestra de verduras, un poco de cuscús, o cualquier otra cosa que se os ocurra.

Un saludo,
Sé.
loquesecocinaencasa.blogspot.com